27 de marzo, Día Mundial del Teatro

Desde la Asociación de Bomberos Voluntarios presidida por Ricardo Arenas y el Cuerpo Activo y Escuadra de Reserva a cargo del Comandante Mayor Leonardo Curciarello, este año, como el año pasado el teatro celebra su día en un momento muy particular. El mundo entero se encuentra inmerso en la pandemia del Coronavirus y la Argentina no está exenta, queremos desear un feliz día mundial del teatro a todas aquellas personas que forman parte de este mundo que hacen que un cuento o poesía se haga realidad.

Como decía García Lorca, “el teatro es poesía que sale del libro para hacerse humana”. El 27 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro, creado por el Instituto Internacional de Teatro de la Unesco con el objetivo de dar a conocer lo que representa este arte para la cultura a nivel mundial. 

La propuesta surgió en 1961, en el marco de una jornada internacional en Helsinski, Finlandia, para celebrar una de las  artes escénicas más destacadas: la dramaturgia.

El Teatro, esa actividad humana tan antigua como nuestra civilización, ha sobrevivido a lo largo de siglos. Se ha sobrepuesto a la estupidez, la locura y esa impresionante capacidad de daño que posee el Hombre.

El teatro es un movimiento cultural que tiene trascendencia mundial y que se caracteriza por una puesta en escena de un grupo de comediantes y artistas, frente a un auditórium y donde asisten un gran número de espectadores.

Es una de las artes escénicas más importantes, que conjuga una gran variedad de elementos y que al unirlos, dan como resultado un maravilloso espectáculo, el cual hoy goza de muchos adeptos.

La magia que encierra el teatro

El teatro encierra una verdadera magia y es que, el sólo hecho de poder estar tan cerca de los actores y ver sus expresiones en vivo, deja al espectador sin palabras.

El teatro, a diferencia de otras artes escénicas, tiene la particularidad de despertar verdaderas pasiones, sentimientos y emociones una vez que comienza la obra.

Para el espectador, la posibilidad de interactuar con el actor, es un momento único e inolvidable, sin dejar de lado la misma actuación, que por supuesto, es un momento magistral. También se puede ver subir y bajar el telón, escuchar alguna banda sonora, apreciar el vestuario, las luces y aplaudir cada vez que termina un acto.

A ciencia cierta, no se sabe porque el teatro puede llegar a conmover tanto la fibra de los hombres y las mujeres, pero desde la antigüedad, esa magia ha estado presente. Así lo dejó plasmado Aristóteles en su libro llamado “Poética” y otros grandes dramaturgos, de los cuales hoy podemos disfrutar su legado.

¿Por qué se celebra precisamente el 27 de marzo?

Desde 1954, el 27 de marzo iniciaba la temporada en el Teatro de las Naciones de París, evento con el que, además, se pretendía lograr una comunión entre países después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, en días de la reconstrucción europea.

Cada año, y con motivo de esta celebración, una prestigiosa figura de talla mundial, invitada por la UNESCO, comparte un mensaje sobre el teatro, la cultura y la paz, leído en las salas del mundo y traducido a más de veinte idiomas.

El primer mensaje, el 27 de marzo de 1962, fue pronunciado por el poeta, dramaturgo y cineasta francés Jean Cocteau. Luego le siguieron nombres como Arthur Miller, Laurence Olivier, Pablo Neruda, Richard Burton, Antonio Gala, Humberto Orsini, John Malkovich o Darío Fo.